El 74 % de procedimientos quirúrgicos programados fueron cancelados